Poemas e máis que poemas…

Esta é a segunda novedá del 2024, úa nova categoría: MIRADA POÉTICA, POEMAS E MÁIS QUE POEMAS.

Nesta entrada iremos subindo poemas, letras de canciois, frases, citas, aforismos, acción poética, etc. que nos gustan, que nos dicen cousas, que nos emocionan. Son de diversos autores, en diversas linguas. Animávosvos a enviarnos por el noso correo-e (asociacion@axuntar.eu) os vosos preferidos. El formato pode ser el que vos guste: solo texto, texto e imaxen, foto… Algús deles levarán un audio coel Poema recitado por Edita Nogueira Tallón (PALABRA DE NOZ).

-Aquí vei el primeiro, A LETRA DE ÚA CANCIÓN BRASILEIRA:

A felicidade é como a pluma 
que o vento vai levando polo ar: 
voa tão leve 
mas tem a vida breve, 
precisa que haja vento sem parar. 

(Vinicius de Moraes/Antonio Carlos Jobim)

UN AFORISMO, é decir, úa proposición concisa, completa e sempre inxeniosa, escrita xeneralmente en prosa, que enuncia úa norma filosófica, moral ou científica sin argumentala.

Aquí hai un interesante artigo sobre os aforismos, basado nel libro Fuegos de palabras de Carmen Camacho, quen dedicou máis de vinte páxinas a definir el aforismo, a recoller tanto as definiciois máis usuales como as menos conocidas.

El premio Rafael Pérez Estrada concédese al millor libro de aforismos, un particular certamen literario centrado neste conciso e suxerente xénero literario.

Os poemínimos deste volumen son poemas na súa mínima expresión. Xogos e sorpresas, bromas e burlas, os Poemínimos déronlle fama a Efraín Huerta (México, 1914-1982) como poeta “xoguetón” e humorista.

Estos poemas envíalos Paloma García:

e fun, entón, e deiteime
entón fun,
e fun, entón, e deiteime
sentindo que o sol é
emprestado somentes
namentras que a vida é dada
e fun, entón, e deiteime
para soñar
algunha cousa que nadie poda esconder,
e fun, entón, e deiteime
para soñar coa primavera.
 
EE Cummings// Cunqueiro
 
(En Flor de diversos. Escolma de poetas traducidos. Álvaro Cunqueiro, Editorial Galaxia, 1991).

Sabemos que A NOSA LINGUA é úa ramía (einda viva) del tronco galego-portugués. E podémolo sentir, por exemplo, lendo en alto este Poema de Eugénio de Andrade.
Como e por que renunciar a todas as portas que nos abre, a todas as fronteiras culturales que nos permite atravesar tranquilamente
pra descubrir e disfrutar os tesouros da lusofonía (e pra compartir os nosos)?

As Palavras

São como um cristal,
as palavras.
Algumas, um punhal,
um incêndio.
Outras,
orvalho apenas.

Secretas vêm, cheias de memória.
Inseguras navegam:
barcos ou beijos,
as águas estremecem.

Desamparadas, inocentes,
leves.
Tecidas são de luz
e são a noite.
E mesmo pálidas
verdes paraísos lembram ainda.

Quem as escuta? Quem
as recolhe, assim,
cruéis, desfeitas,
nas suas conchas puras?

Eugénio de Andrade

Estos dous son regalín de Marta Méndez:

Haciendo

Haciendo, haciendo,
se hace lo malo,
se hace lo bueno.
Haciendo, haciendo,
lo que se hace
ya queda hecho.
Haciendo, haciendo,
se va observando
y se va lejos.
El que no hace,
y vive hueco
no sabe nada
como una caña,
al menor viento
se tambalea.
Y si se arranca
allí se queda.
Haciendo, haciendo,
la vida avanza,
y al haber hecho
hay esperanza.
Sin hacer nada
la vida para.
El agua pudre
sin movimiento.
Y no se vive
si para el viento.
Los pajarillos
no volarían,
ni las hormigas
respirarían.
Si nuestra tierra
no hiciera ¡nada!
si nuestra mano
¡no le ayudara!
veamos la luna,
árida. Desheredada.

Sara Berenguer Laosa
Elegía

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se
me ha muerto como del rayo Ramón Sijé,
con quien tanto quería.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

Miguel Hernández

Un dos que lle gustan a Quique Roxíos:

Para que yo me llame Ángel González

Para que yo me llame Ángel González, 
para que mi ser pese sobre el suelo, 
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo: 
hombres de todo mar y toda tierra,
fértiles vientres de mujer, y cuerpos
y más cuerpos, fundiéndose incesantes
en otro cuerpo nuevo. 
Solsticios y equinoccios alumbraron 
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne 
trepando por los siglos y los huesos. 
De su pasaje lento y doloroso
de su huida hasta el fin, sobreviviendo
naufragios, aferrándose
al último suspiro de los muertos, 
yo no soy más que el resultado, el fruto, 
lo que queda podrido entre los restos; 
esto que veis aquí, 
tan solo esto; 
un escombro tenaz, que se resiste
a su ruina, que lucha contra el viento, 
que avanza por caminos que no llevan
a ningún sitio. El éxito
de todos los fracasos. La enloquecida
fuerza del desaliento. 

Ángel González


Este é un dos preferidos de Natalia Jardón:

SEGUNDO TEMA/ O HORROR DE CONHECER

Só a inocencia e a ignorancia são
felices, mas não o saben. São-no ou não?
Que é ser sem não saber? Ser, como a pedra.
Un lugar, nada máis. 

Fernando Pessoa

E este outro:

NOVEMBRE
Je suis venu dans le café au bord du fleuve,
un peu vieilli, un peu blasé.
J´ai mal dormi dans un hotel aux chambres neuves. 
Je n´ai pas pu me reposer. 
Il y a des couples e des enfants qui marchent ensemble.
Dans la paix de l´après-midi. 
Il y a même des jeunes filles qui se ressemblent.
Dans les premiers pas de leur vie.
Je te revois dans la lumière.
Dans les caresses du soleil.
Tu m´as donné la vie entière.
Et ses merveilles. 

Michel Houellebecq

E tamén este:

Historia apenas entrevista

Con tristeza,
el caminante
-alguien que no era yo porque lo estba 
viendo desde mi casa- recogió su polvoriento
equipaje, se santiguó, y anduvo algo. 
Luego dejó de andar, volvió la cara,
y miró largamente al horizonte.
Iba ya a proseguir, quién sabre adónde, 
cuando vio a alguien que venía a lo lejos.
Su rostro reflejó cierta esperanza, después una
alegría. Quiso gritar un nombre, pero
su corazón no pudo resistirlo,
y cayó muerto sobre el polvo,
a ambos lados el trigo indiferente.
Una mujer llegó, besó llorando
su boca y dijo: 
                          Ya no puedes oírme 
pero juro 
que nunca había dejado de quererte. 

Ángel González, Palabra sobre palabra. Austral

Natalia tamén comparte con todos e todas este Poema en portugués:

Não basta abrir a janela
Para ver os campos e o rio.
Não é bastante não ser cego
Para ver as árvores e as flores.
É preciso também não ter philosophia nenhuma.
Com philosophia não há árvores: há ideias apenas.
Ha só cada um de nós, como uma cave.
Ha só uma janela fechada, e todo o mundo lá fóra;
E um sonho do que se poderia ver se a janela se abrisse,
Que nunca é o que se vê quando se abre a janela.


Poema de Fernando Pessoa (baxo el heterónimo de Alberto Caeiro) nel Mosteiro dos Jerónimos, Lisboa, Portugal). 

Un grafitti:

José Luís Graña manda este:

(Pra escuitar el recitado -feito por José Luis Graña-, click na imaxe del altavoz ou nel título)

Zéjel pra Castelao 

Si Castelao nos guiara
-fillo do povo que il era-
outro galo nos cantara
no amencer que nos espera.
Nin badúas sabidores
nin raposos mintireiros
nin axentes de terceiros
nin lobos depredadores
nin escondidos treidores
nin doctores tirteafuera
nin zumezugas sin cara
nas nosas ringlas houbera
si Castelao nos guiara.
Fillo do povo  que il era,
ó povo respondería
i o noso tempo sería
un tempo de primavera,
un tempo de epifanía
no que o povo falaría
coa súa voz limpa e crara.
Si Castelao non morrera
outro galo nos cantara
no amencer que nos espera.

     Celso Emilio Ferreiro

Acción poética: os muros que invaden as calles.

Este Poema de Antolín Santos Mediante envíalo Moisés Cima:

(Pra escuitar el recitado -feito por José Luis Graña-, click na imaxe del altavoz ou nel título)

No catecismo
Antolín Santos Mediante

A unha vella falangueira,
o Señor Cura de Androve,
no ensame da doutrina,
pregunta desta sorte:
-A ver, Xoana do Valuro,
pon atención e responde,
cantos mandamentos son
os que a Lei de Dios compoñen?
-Cantos son? Eu lle direi,
élle según e conforme;
ben contados, Señor Cura,
prás mulleres sonlle nove.
-Como nove! Ti toleas;
onde aprendiche, onde,
di, chola de seixo duro,
esa herexía sin nome
de rebaixar prás mulleres
os mandamentos a nove?
-Foi na Cartilla do demo
porque noutra ser non pode.
-Estoncias logo un que calas
é prás pitas?
-Non, señore;
agora llo espricarei;
trémpese, non se incomode;
o noveno non lle reza
coas mulleres, e perdone.
-Sei que trais gana de leria;
por qué non reza? Responde!
-Porque non dice que peca,
según na doutrina o poñen,
a muller que lle cobiza
a outra muller o home.

Un poeta de tres ó carto
Sante, 29-XII-1913.

Xabi Barcia escolleu:

(Pra escuitar el recitado -feito por Edita Nogueira Tallón-, fai click na imaxe del altavoz).

“Naide que vei en naiundes” envíanos un Poema de Rosalía de Castro, acompañado destos recordos:

Condo mía avola Antonia tía 12 anos llevoula sou padre interna pral colexio das Dominicas de Navia.

Alli enseñaban ás nenas (“de posibles”, que eran as que iban) a bordar, a rezar, a ser búas amas de casa… Tamén lleían  poesías e cantaban.

Había úa nena -a máis pequena de todas- que tía 9 anos e choraba, a escondidas, porque non quería  tar allí. E un día atreveuse a pedirlle al sou padre que la volvese prá casa porque se acordaba muito de súa madre e porque tía que ir axudalla ( había muito llabor e muitos pequeníos dos que ella se encargaba).

Así foi. Ella tuvo mui pouco tempo nel colexio e volveuse prá súa querida braña.

Al paso dos anos, a nena que choraba (Mercedes) e Antonia, volveron a verse: na voda dos sous fillos.

Así que as dúas nenas acabaron sendo avolas mías.

Antonia, condo xa taba mui mala, quería que la arrimásemos á ventá e decía: “adiós ríos, adiós fontes. adiós regatos pequenos, adiós vista dos meus ollos, non sei cando nos veremos…”.

Esa poesía que lleera nel colexio e que tamén volvera ller cando iba pra Cuba… seguro que á volta e cando presentía a marcha xa definitiva.

Eu siempre penso que por eso la recordaba tanto… porque la acompañou na súa vida… en muitas despedidas.

E eu inda nun la llera, pero desde ese día é a mía poesía favorita.

Pinchando nel título, escutaredes el Poema, gravado por Edita Nogueira Tallón.

"Adiós ríos, adiós, fontes"

Adiós, ríos; adios, fontes;
adios, regatos pequenos;
adios, vista dos meus ollos:
non sei cando nos veremos.
Miña terra, miña terra,
terra donde me eu criei,
hortiña que quero tanto,
figueiriñas que prantei,
prados, ríos, arboredas,
pinares que move o vento,
paxariños piadores,
casiña do meu contento,
muíño dos castañares,
noites craras de luar,
campaniñas trimbadoras,
da igrexiña do lugar,
amoriñas das silveiras
que eu lle daba ó meu amor,
camiñiños antre o millo,
¡adios, para sempre adios!
¡Adios groria! ¡Adios contento!
¡Deixo a casa onde nacín,
deixo a aldea que conozo
por un mundo que non vin!
Deixo amigos por estraños,
deixo a veiga polo mar,
deixo, en fin, canto ben quero...
¡Quen pudera non deixar!...

Rosalía de Castro

Úa poesía del mar de Manuel Antonio, ese mar feito con “diapositivas” dedicadas á soledá.

Pincha nel altavoz ou nel título del Poema pra escuitar el audio.

SÓS

Fomos ficando sós
o Mar o barco e mais nós.

Roubaron-nos o Sol
O paquebote esmaltado
que cosía con liñas de fume
áxiles cadros sin marco

Roubaron-nos o vento
Aquel veleiro que se evadeu
pol-a corda floxa do horizonte

Este oucéano desatracou das costas
e os ventos da Roseta
ourentaron-se ao esquenzo
As nosas soedades
veñen de tan lonxe
como as horas do reloxe
Pero tamén sabemos a maniobra
dos navíos que fondean
a sotavento dunha singladura
N-o cuadrante estantío das estrelas
ficou parada esta hora:
O cadavre do Mar
fixo do barco un cadaleito

Fume de pipa               Saudade
Noite               Silenzo                       Frío

E ficamos nós sós
Sin o Mar e sin o barco
nós.

Manuel Antonio (1993) Poesía galega completa. Barcelona: Sotelo Blanco Edicións.

Fotografía de Begoña Martín

Este é el que lle gusta a Miguel A. Suárez:

     NUN SEI LO QUE TEN A TERRA
   
Nun sei lo que ten a terra
pro algo hai que me volve al orixe.
Nun sei se queda inda algo de min
neste corpo y nesta voz
y esta mirada
pro ben sei qu’inda podo salvarme
se podo volver
úa noite namás
a ver as estrellas
y ouguir a curuxa
dende a ventá da casa dos meus bolos.
Namás eso queda de min.

Ana Veiga

Desde Xixón chega esta palabra tan necesaria:

OS EIDOS

Cousos do lobo!
Caborcos do xabarín!
Eidos solos
Onde ninguén foi nin ha de ir!
O lobo! Os ollos o lombo do lobo!
Baixa o lobo polo ollo do bosco
Movendo nas flairas dos teixos
Ruxindo na folla dos carreiros
En busca da vagoada máis sola e máis medosa...
Rastrexa
Párase e venta
Finca a pouta ergue a testa e oula cara o ceo
Con toda a sombra da noite na boca.

Uxío Novoneyra

Un muro de Acción Poética:

Rosa Riopedre comparte con Axuntar este Poema que fala da poesía:

La poesía es búsqueda de resplandor

La poesía es búsqueda de resplandor. 
La poesía es un camino real 
que nos lleva hasta lo más lejos. 
Buscamos resplandor en la hora gris, 
al mediodía o en las chimeneas del alba,
incluso en el autobús, en noviembre, 
cuando al lado dormita un viejo cura. 

El camarareo en el restaurante chino
estalla en llanto y nadie imagina por qué.
Quién sabe, quizás esto también es una búsqueda
que se parece a un instante a la orilla del mar, cuando en el horizonte aparece un barco rapaz
y se detiene, paralizado largo tiempo.
Pero también momentos de profunda alegría

e incontables momentos de angustia. 
Déjame ver, por favor.
Déjame persistir, por favor. 
Al atardecer cae una fría lluvia.

En las calles y avenidas de mi ciudad
en silencio y con fervor trabaja la oscuridad. 
La poesía es búsqueda de resplandor. 

Adam Zagajewski, Antenas
Comparte

1 comentario en “Poemas e máis que poemas…”

  1. Pingback: Libros e máis libros… – axuntar.eu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *